APLICACIONES DE NUESTROS PRODUCTOS 2
   

Refrigeración, aire acondicionado, ventilación y calefacción.

La instalación y verificación de sistemas de ac, ventilación, refrigeración y calefacción pueden determinar si el sistema está funcionando correctamente o si existe un problema por alguna falla en el sistema. El flujo de aire es un calculo basado en la velocidad de aire y el tamaño del área del cual fluye el aire hacia afuera y se considera como una de las mediciones más importantes para los profesionales de estos sistemas. Antiguamente los técnicos se veían obligados a medir el área del ducto y luego calcular el flujo de aire. Los anemómetros Kestrel 4100 y 4200 calculan automáticamente el flujo de aire, haciendo el trabajo de los técnicos más rápido y eficiente. El Kestrel 4100 fue el primero aparato que ofreció esta medición, y fue premiado con el "Dealer Design Award", siendo reconocido como una herramienta de medición que ayuda a los técnicos a ahorrar tiempo. El kestrel 4200 mide flujo de aire en gramos/libra y es una herramienta valiosa para la deshumidificación e inspección de mohos. Ambos anemómetros son capaces de almacenar información con más de 1400 datos de almacenaje.

Pintura Exterior

Las constructoras están usando materiales que son sensibles a la temperatura. Desde Bondo a pintura exterior, necesitan asegurarse que las condiciones ambientales sean óptimas para el secado. Por ejemplo, si se pinta el exterior de una casa en condiciones muy frías o muy húmedas es probable que la pintura se descascare. Al pintarse materiales pororsos, como los ladrillos, la temperatura se hace más importante aún, ya que absorben y retienen la humedad y el calor. Anemómetros como el Kestrel 3000, es un instrumento útil para chequear las condiciones ambientales en estos casos.

 

Operaciones con grúa

Fuertes vientos imponen mayores cargas en una grúa móvil y afectan la estabilidad de la grúa, la mayoría de los fabricantes estipulan máximas de vientos a los cuáles la grúa puede funcionar. Los operadores deben considerar la longitud de pluma y el alto de la carga al momento de evaluar condiciones ventosas, y las ráfagas de viento afectan de manera distinta que un viento constante. La dirección del viento es otra consideración a tomar en cuenta, ya que puede poner en juego la seguridad de la operación de la grúa, también es importante considerar otras estructuras que rodeen ya que pueden generar un "efecto tunel". Anemómetros como el Kestrel 1000 y su hélice patentada dan a los operadores la velocidad de viento de forma exacta e inmediata. Además en el modo "max wind" se almacena la ráfaga máxima registrada. En condiciones de frío el Kestrel 2000, EA 3010 o el ADC Wind, entregan información vital de temperatura y sensación térmica para evaluar la carga máxima, la hidráulica de la grúa, y disminuir la potencia de la grúa, así como también evaluar la seguridad de los trabajadores operando en condiciones frías.

Estaciones de Clima como la WS1510 son instrumentos ideales para medir temperatura, velocidad y dirección de viento e instalarse en la grúa misma para poder tener la información necesaria en todo momento.

 

 

 

 
 

 

 

 

 

www.maiten.cl